sábado, 16 de julio de 2011

Johann "Mongo" Stojka

Johann Mongo Stojka
© USHMM



Johann “Mongo” Stojka nació en Guntramsdorf (Austria) nació el 20 de mayo de 1929, Hansi o Mongo así lo llamaban sus familiares y sus amigos, era el tercero de seis hijos nacidos en el seno de una familia católica Romaní. La caravana en la que viajaban por toda Austria quedaba estacionada durante el invierno en Viena. En el verano viajaban por toda Austria. Los Stojka pertenecían a una tribu de Gitanos itinerantes, los Lowara Roma y se dedicaban a ir de ciudad en ciudad y de pueblo en pueblo como vendedores ambulantes de caballos.

Johann creció libre, viajando de un sitio a otro, pero trabajando mucho. Cuando cumplió nueve años, como solían hacer cada invierno los Stojka desde hacía muchos años, estacionaron su carromato en Viena, para pasar de esta forma la cruda estación. Los nazis se anexionaron el país austriaco en marzo de 1938. Los alemanes prohibieron a la familia Stojka ir de un lugar a otro dedicándose a la venta de caballos y les ordenaron que permanecieran estacionados de forma permanente en Viena, concretamente en el Hellerwiese en Vienna-Favoriten. Sus padres tuvieron que convertir el carromato en el que vivían en una casa de madera y su padre y su hermana mayor, comenzaron a trabajar en una fábrica. Johann empezó a asistir a la escuela, y toda la familia hubo de adaptarse a vivir en un lugar durante todo el año.

La situación empeoró para los Romaníes austriacos y a mediados de 1943 la familia Stojka fue deportada al campo de concentración y de exterminio de Auschwitz-Birkenau, en Polonia, quedaron encerrados en el Zigeunerlager “Campo de familias Gitanas de Birkenau”.

Allí la vida era muy dura. Un día, la madre de Johann lo llevó a la enfermería, Mongo padecía los síntomas de lo que coloquialmente se conoce como sangre envenenada. La madre de Johann se asustó porque había oído hablar a otros prisioneros de que los presos que llegaban a la enfermería solamente salían "a través de las chimeneas." Al día siguiente, Johann se las arregló para salir de la enfermería y volver junto a su querida madre, al llegar le comentó que había tenido un sueño: " Una hermosa mujer de blanco me curó” Su madre alzó su mirada al cielo, en dirección al humo que se elevaba desde la chimenea del crematorio, y rezó una oración de agradecimiento. La enfermería era un lugar de muerte, no de curación.

Johann fue posteriormente deportado para realizar trabajos forzados al campo de concentración de Buchenwald y en los últimos días de la guerra fue conducido en una de marcha de la muerte hacia Dachau. Fue liberado cerca de Roetz el 24 de abril de 1945, había sobrevivido al Porrajmos.

Después de la guerra, regresó a Viena.

En octubre de 2001 la ministra de Educación austriaca Elisabeth Gehrer otorgó a Johann Mongo Stojka la insignia de oro al mérito de la República de Austria.

Mongo Stojka ha dedicado su vida a dar testimonio de su sufrimiento y el del pueblo Romaní en su libro Papierene Kinder y memorable fue una entrevista concedida a la cadena de televisión ORF en el programa Erfüllte Zeit el 15 de agosto de 2004.

Portada del libro escrito por Johann Stojka
© Molden Verlag


Gracias a Johann Stojka en 1999 se llevó a cabo un acto de homenaje en el “Barankapark”, parque bautizado con este nombre en 2003 en honor de la abuela de Johann Mongo Stojka, de Viena en el Hellerwiese, lugar en el que los nazis obligaron a permanecer a los Romaníes vienenses, entre los que se hallaba la familia de los Stojka, se erigió un monumento de piedra y se plantó un árbol como símbolos de recuerdo y memoria.


Monolito de piedra y árbol plantado por Johann Mongo Stojka en memoria de los Romaníes víctimas del Porrajmos en el Barankapark de Viena.
© ORF


Su hijo Harri Stojka es un afamado guitarrista de jazz.

Fuentes:

- United States Holocaust Memorial Museum

- Papierene Kinder Glück, Zerstörung und Neubeginn einer Roma-Familie in - Österreich. Mongo Stojka. Publicado en el 2000 por Molden. Viena.

- ORF