domingo, 28 de agosto de 2011

Adelaide Deglaudi "Titina"

Adelaide Deglaudi
© Istituto di Cultura Sinta Mantova

Bajo Mussolini Italia aprobó leyes racistas contra los Judíos que seguían una línea muy parecida a la de la legislación promulgada en Alemania por los nazis, pero no parece que existiera una política central en relación con los Romaníes italianos. Sin embargo si se produjeron algunas redadas a gran escala poco antes de que Italia entrara en la guerra. Grupos de familias Gitanas a las que primero se concentró en campos de estacionamiento. Muchos de los campos eran antiguos barracones o incluso viejos monasterios. El trato de la policía era brusco pero no solía ser brutal.

Adelaide Deglaudi nació en 1934 en Ponte Niza, provincia de Pavia (Italia), sus primeros recuerdos aparecen cuando habitaba en Alessandría, allí vivía junto a su madre y su hermana en una pequeña habitación alquilada. Adelaide era una sinti piamontesa.

Después su hermana y ella fueron llevadas a un asilo, ya que su mamá se dedicaba a mendigar y pedir puerta por puerta, ya por la tarde las recogía del asilo y las llevaba a casa.

Durante la guerra  fueron enviadas a un campo de concentración en Nueva Liguria. A los hombres se los llevaban a trabajar durante el día, regresando al campo a la noche, mientras, los niños y las mujeres permanecían en el interior del campo de donde no podían salir, esto provocaba conflictos entre las personas que allí se encontraban, una lucha por la supervivencia que marcó para siempre a Adelaide. Los hombres cuando volvían del trabajo traían algo de comida para las mujeres y los niños. Adelaide no puede recordar con exactitud que trabajo desempeñaban en el campo, ella tenía tan solo 9 años. De la guerra mantiene vivos en su memoria pocos recuerdos, únicamente que en el campo la comida no abundaba y que les daban un poco de leña para encender la estufa del recinto donde dormían. Al igual que para muchos otros sobrevivientes Sinti y Roma el recuerdo del Porrajmos, del sufrimiento vivido han sido siempre para Adelaide una fuente de sufrimiento.

En este campo permaneció durante cuatro años, hasta el final de la guerra.

El 27 de enero de 2005, el alcalde de Mantua, concedió a Adelaida el premio honorífico "Edicola di Virgilio" y pidió disculpas en nombre de todos los habitantes de Mantua, por los sufrimientos padecidos por los Romaníes mantovanos durante el Porrajmos.

Adelaide Deglaudi murió en el mes de noviembre del año 2009.

 Fuentes:
- Porrajmos. La persecuzione razziale dei Rom-Sinti durante il periodo nazi-fascista, Virginia Donati, Istituto di Cultura Sinta, Mantova, 2003. Páginas 127-128
- Gitanos bajo la cruz gamada. Donald Kenrick y Grattan Puxon. Editorial Presencia Gitana. Colección Interface. Madrid. 1997. Páginas 118-121

Agradecimientos:
A mi hermano Pedro José Molleja Martínez por ayudarme en la traducción al castellano del texto en italiano.