martes, 11 de octubre de 2011

Regine Böhmer

Regine Bohmer
© ARC


Regine Böhmer nació en Hamburgo el 2 de febrero de 1932, prácticamente un año antes de que los nazis llegaran al poder.

Sus primeros años de infancia transcurrieron en esta ciudad alemana.

Todo cambió el 16 de mayo de 1940, los nazis llegaron hasta donde vivían los Böhmer. Eran las 5 de la madrugada cuando los sacaron de su apartamento en Nagelsweg en el distrito hamburgués de Hammerbrook. Le dijeron a su madre que se vistiera e hiciera de igual modo con los niños y que pusiera en una maleta todo aquello que pudieran cargar. Les dieron un poco de tiempo para prepararse. En el apartamento se encontraban su madre, su padre y sus siete hermanos. Su padre se llamaba Julius Böhmer y su madre Emma Böhmer (nacida Stein). Su madre se puso terriblemente nerviosa, iba de un sitio para otro preparando las maletas y ocupándose de sus hijos, una y otra vez repetía: "Deprisa, deprisa, deprisa". Solamente metió en la maleta lo que estaba más a mano. Al salir del piso se percataron de que a otras familias les estaba ocurriendo lo mismo que a ellos. Se trataba de familias completas de padres con sus hijos. A todos los condujeron hasta un almacén de frutas, el cual ya se hallaba repleto de gente cuando llegaron. El hacinamiento allí resultaba terrible, pero a cada rato llegaba más y más gente. Cientos de personas se sentaban donde podían o se tumbaban en el suelo de aquella enorme nave. Y todas las familias relataban unos a otros la misma historia: Les habían contado que les iban a dar una casa de campo en Polonia, iban a ser reasentados allí.

En ese almacén de Hamburgo permanecieron durante dos días, las condiciones eran infrahumanas, tuvieron que dormir sobre el duro y desnudo suelo, cada uno se las arregló como pudo para buscar un hueco donde poder dormir. Regine era muy pequeña, tan sólo contaba ocho años de edad. Se les otorgó un número y los registraron.

Les dieron algo de comer, el almacén de frutas se encontraba muy cerca de la estación de mercancías de Hannoversche. A los dos días los nazis los condujeron andando hasta la estación, iban a ser deportados.

El viaje duró tres días, aunque Regine no se acuerda con certeza, en cada vagón de mercancías les acompañaban policías.

Llegaron a su lugar de destino, Belzec en Polonia. Tuvieron que andar mucho rato y una gran distancia desde la estación hasta el cobertizo al que los llevaron. El miedo ya se había apoderado de todos durante el viaje, muchos ya habían manifestado el fatal presentimiento del destino que les esperaba, de hacia donde los llevaban. Pero a pesar de esos augurios, nadie había podido ni siquiera llegar a imaginar lo que les esperaba a partir de ese momento. El miedo, la tensión iban en aumento. Aquella noche en el cobertizo tuvieron que dormir sobre la paja que había en el suelo, estaban muy cerca unos de otros, no había prácticamente espacio material entre los cuerpos. Los niños gritaban, lloraban. Regine tenía un miedo terrible, estaba sobrecogida por el pánico. Tenía miedo de que la separaran de sus padres y de sus hermanos.

Pasaron tiempo en Belzec, los Böhmer fueron trasladados desde allí a Krychow, este campo no estaba tan vigilado como Belzec, Regine recuerda que muchos se escaparon. Su padre trató de convencer a su madre para que escaparan, pero ella le respondió: "No puedo hacerlo, fusilarán a los niños, me da miedo." Sin embargo, su padre no renunció a su plan de fuga. Su padre consiguió escapar con dos de los hermanos de Regine, su hermano Christian de quince años y Robert de dieciocho. Tenían previsto regresar a Hamburgo. Estas eran sus intenciones ya que pensó que se veía capaz de lograr llegar hasta allí. No pensó en que su madre se quedaba ahora sola a cargo de sus seis hijos. Su padre y sus dos hermanos consiguieron regresar a Hamburgo. Hicieron el viaje a pie desde Polonia hasta Hamburgo. Llegaron a Hamburgo sin documentos de identidad. Un conocido les denunció. Julius volvió a ser arrestado y lo enviaron a Sachsenhausen. Eso fue a finales de 1941. A sus hermanos los llevaron hasta un hogar para niños, desde donde más tarde, los nazis los transportaron hasta el campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Su hermano Reinhold también consiguió escapar. Pero fue capturado al poco tiempo y enviado a Auschwitz. Robert y Reinhold, murieron en Auschwitz. Christian fue trasladado desde Auschwitz a Buchenwald, en agosto de 1944, poco antes de que los nazis liquidaran el "Campo Gitano". Robert y Reinhold, estuvieron entre los que se quedaron y murieron asesinados en la fatal noche de los gitanos, madrugada del 2 al 3 de agosto de 1944.

Christian fue trasladado al poco de llegar a Buchenwald con destino al campo de Dora. Su hermano Rudolf fue trasladado a Sachsenhausen. Tenía sólo trece años de edad. Fue enviado en un transporte con 200 niños con destino a Bergen-Belsen, pero finalmente este transporte volvió de regreso a Sachsenhausen, debido a un ataque aéreo. Rudolf fue liberado en Sachsenhausen por los rusos en 1945. Christian y Rudolf sobrevivieron y se reencontraron con Regine de nuevo en Hamburgo después de la guerra.

Retomando la historia de Regine, la habíamos dejado acompañada de su madre, su abuela, su hermana menor, Erika, que sólo tenía siete años, sus hermanos Peter (nueve) y Giovanni (cinco), y su hermana mayor con su hijo, que tenía más o menos la misma edad que Giovanni. Habían conseguido escapar de Krychow, pero los capturaron de nuevo y su madre y su abuela fueron trasladadas a Majdanek. Su abuela finalmente murió en Varsovia.

Regine y sus hermanos se quedaron solos, durante un tiempo estuvieron bajo el amparo de Karl Laubinger, su esposa y su hijo pequeño. Ellos fueron muy buenos con los Böhmer. Ahora estaban solos con su hermana mayor Hedwig. Regine tenía nueve años. Iban de un lado para otro intentando evitar cualquier encuentro con las SS, los detenían pero sin saber por qué los volvían a dejar en libertad, Regine piensa que los soltaban para así no tener que darles de comer. En ocasiones los agricultores les dejaban dormir en sus establos. No tenían dinero para comer, por lo que se veían obligados a mendigar. Las ropas que llevaban estaban gastadas, roídas… iban descalzos, sus pies sufrían frecuentemente de congelación.

De nuevo, en el verano de 1943, los nazis detuvieron a Hedwig, Peter, Giovanni, Erika y Regine, cerca de Cracovia. Pero esta vez no los dejaron marchar, sino que los condujeron hasta el campo de Ravensbrück y de allí a principios de 1945 hasta Bergen-Belsen, fue algo terrible, reinaba una total confusión.

Regine Böhmer consiguió sobrevivir al Porrajmos, pero nunca ha podido olvidar tanto sufrimiento.

Pero la historia en ocasiones se torna maravillosa. Regine Böhmer después de la liberación la separaron de su hermana Erika, nunca más supo de ella, nunca más no. Hasta el año 2006 en que consiguieron reencontrarse. Una había dado por desaparecida o muerta a la otra. Seis décadas después consiguieron volver a estar juntas.

Erika Hrasová (Erika Böhmer) y Regine Böhmer se reencontraron después de 61 años.
© Focus online


Fuentes:

     - Entrevista a Lotte Braun realizada por Karin Guth. ARC. http://www.deathcamps.org/belzec/romaregineb.html

     - Schwestern nach 61 Jahren wieder zusammen. Artículo aparecido en Focus online el 26 de septiembre de 2006. Escrito por Rotes Kreuz

     - Das Leben nach den tod. Artículo aparecido en el número del 16 de abril de 2007 de Der Spiegel. Escrito por Gutsch, Jochen-Martin

     - Belzec – The Unknown Death Camp of the Holocaust by Michael Tregenza – Revised and updated version 2006. Action Reinhard Camps The Genuine ARC Website. www.deathcamps.org

     - Letzte Spuren by Helge Grabitz and Wolfgang Scheffler published by Hentrich 1993