viernes, 24 de agosto de 2012

Augusta Hoffmann nacida Delis

Augusta Hoffmann nacida Delis
© Comunidad de Steinwende


Augusta Hoffmann nació con el apellido Delis el 27 de agosto de 1921 en Niedersteinbach cerca de Aschaffenburg.

Su familia Sinti había llevado durante generaciones un modo de vida nómada, pero sus padres decidieron que había llegado el momento de asentarse de manera definitiva en un lugar, por ello la familia se instaló en Hanau.

Augusta vivía junto a sus padres, Ferdinand y María y a sus nueve hermanos. Asistió al colegio y durante su adolescencia trabajó en la industria de la joyería de Hanau.

Augusta se casó poco tiempo después de que comenzara la II Guerra Mundial. Pronto se quedó embarazada y el 16 de junio de 1941 tuvo una preciosa niña, a la que puso por nombre Erna

           Su marido era soldado y murió en el frente durante el transcurso de la contienda.

La presión sobre la población Romaní en el interior del Reich había aumentado a partir del inicio del año 1943. La familia Delis se temía lo peor. Sus presentimientos se hicieron, por desgracia, realidad, en la noche del 20 de marzo de 1943, Augusta, su hijita de dos años de edad, sus padres y seis de sus hermanos (Anton. Filip, Josef, Andreas, Rosetta y Juliana) fueron detenidos por la policía. El delito del que se les acusaba; haber nacido Gitanos. Todos fueron deportados al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia. Tras un duro viaje en el vagón de un tren para transporte de ganado llegaron al campo polaco, allí, nada más llegar,, les cortaron sus cabellos, les tatuaron sus números de prisioneros y les entregaron sus respectivos trajes de prisioneros. A Augusta le tatuaron el número de prisionera Z-5710. Su hija Erna se convirtió en la prisionera Z-5713.

Sus padres:
 
Delis, Ferdinand
Nacido el 3 de octubre de 1893 en Flonheim, Número de prisionero: Z-5174.
 
Delis, Maria
Nacida el 20 de octubre de 1891 en Hussenhofen, Número de prisionera: Z-5709, Falleció el 20 de septiembre de 1943.
 
Sus hermanos:
 
Delis, Anton
Nacido el 9 de mayo de 1920 Retzstadt  Número de prisionero: Z-5175, Murió en Birkenau en 1943
 
Delis, Filip
Nacido el 12 de mayo de 1924 en Baden  Número de prisionero: Z-5176.
 
Delis, Rosetta
Nacida el 8 de noviembre de 1925 en Gross Anheim, Número de prisionera: Z-5711.
 
Delis, Julianna
Nacida el 11 de enero de 1927 en Mernes, Número de prisionera: Z-5712.
 
Delis, Josef
Nacido el 9 de octubre de 1930 en Hanau, Número de prisionero: Z-5177
 
Delis, Andreas
Nacido el 11 de marzo de 1935 en Hanau), Número de prisionero: Z-5178
 
Su hija Erna no pudo sobrevivir durante mucho tiempo en mitad de aquel infierno y murió de hambre al poco tiempo de llegar al Campo de Familias Gitanas de Birkenau.

La vida en el campo resultaba de una dureza extrema. Los guardias que se encargaban de su vigilancia eran tanto hombres como mujeres. Con frecuencia las mujeres resultaban mucho peores que los hombres en el trato con los prisioneros. Augusta como estaba familiarizada con los trabajos de joyería, recibió la encomienda de trabajar con las joyas que les eran arrebatadas a los prisioneros nada más llegar a Auschwitz, Su trabajo consistía, primero en ordenar las joyas y posteriormente romper con unos alicates las joyas para extraerles las piedras preciosas.
 
Augusta supo que en el infame campo de concentración se hallaba el Dr. Mengele y fue testigo de un proceso de selección a la llegada de los prisioneros a Birkenau, Augusta observó cómo Mengele decidía con un movimiento de su dedo la vida y la muerte de los recién llegados.

            Augusta Delis fue transferida primero al campo de Wolkenburg, después al de Ravensbrück, posteriormente a Mauthausen y finalmente a Bergen-Belsen.

En Ravensbrück le fue encomendado, junto a muchas otras mujeres, la limpieza de los escombros producidos por los efectos de los bombardeos de la aviación aliada sobre Berlín, los ciudadanos de la capital del Reich las conocían como  "Las mujeres de los escombros".

En Bergen-Belsen fue obligada a cavar fosas comunes para enterrar los cadáveres de los prisioneros fallecidos.

Augusta Delis fue liberada por tropas del Ejército Británico en Bergen-Belsen el 15 de abril de 1945. Augusta en ese momento se hallaba extremadamente débil y gravemente enferma de tifus, la fiebre tifoidea avanzaba sin piedad debilitando el cuerpo de nuestra protagonista. Augusta recuerda a un soldado inglés que le proporcionaba medicina y un chocolate amargo y seco acompañado de galletas. Pronto se fue recuperando, y así en mayo de 1945 regresó de nuevo a su ciudad, Hanau. Augusta había conseguido sobrevivir al Porrajmos.

De toda su familia sólo su hermano Filip, y los dos hijos de su hermano Anton habían conseguido sobrevivir al genocidio nazi cometido sobre los Gitanos. Su hermana Margarethe tambie´n sobrevivió, ya que se había casado con un soldado de la Luftwaffe y se había marchado a los Estados Unidos poco después de la crisis de los Sudetes.

Del hogar de su familia no había quedado nada. Los nazis lo habían destrozado. Augusta se quedó primero a vivir con un amigo y poco tiempo después se le permitió vivir en una habitación en un hospital para excombatientes.

La vida continuaba en mitad del dolor por los que no estaban y el deseo de vivir. En un baile, conoció a Mieczyslaw Hoffmann, nacido en Posen. Había sido enviado a Alemania en 1939 formando parte de un grupo de prisioneros de guerra polacos. Había trabajado durante varios años en Emmen bei Iserlohn, en el transcurso de la guerra fue detenido por la Gestapo y finalmente terminó en el campo de concentración de Buchenwald, donde fue liberado. La pareja se casó el día de Nochebuena de 1949 en Hanau.

En los años cincuenta, la pareja llegó a la región del Rhineland-Palatinado. Mieczyslaw Hoffmann encontró trabajo en Vogelweh, cerca de Kaiserslautern.

Entre dificultades la familia Hofmann fue progresando. Montaron una granja de pollos (En ocasiones llegaron a tener 1500 pollos) y sembraron un huerto con una gran cantidad de frutas y verduras. Construyeron, por fin, una casa de madera donde se trasladaron a vivir en 1971. En su trabajo, la pareja Hoffmann encontró durante años la ayuda eficaz y activa de Erika Zecevic.

El 20 de agosto de 2010, Augusta Hofmann murió en Landstuhl, a la edad de 88 años.
 


El 20 de marzo de 1999 la ciudad de Hanau colocó una placa en recuerdo de los Romaníes víctimas del Porrajmos:

“Bajo el régimen de violencia nacionalsocialista en Hanau, los gitanos fueron humillados, torturados y perseguidos solo por pertenecer a una minoría étnica.

En marzo de 1943, los gitanos de Hanau fueron deportados al campo de exterminio de Auschwitz, la mayoría de ellos murieron asesinados.
En total, el genocidio se cobró la vida de  500.000 Sinti y Romá.
Recordamos con tristeza a estas personas y su destino. Su memoria es un recuerdo constante para nosotros.
La ciudad de Hanau"

Fuentes:

- Artículo de Roland Paul en honor de Augusta Hoffmann aparecido en la web de la Comunidad de Steinwende.

- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 394-395.

- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen II. Páginas 1034-1035.

- Hanau, Auschwitz: zur Verfolgung der Sinti in Hanau und Umgebung. Udo Engbring-Romang. Brandes & Apsel, 2002 – Página 118