viernes, 28 de junio de 2013

Bria Stanescu

Bria Stanescu.
© Stiftung "Erinnerung, Verantwortung und Zukunft"



Bria Stanescu nació en 1924 en Rumania. Perteneciente a una familia Romaní Kalderash, Bria fue deportada en 1942 por las autoridades rumanas a los territorios ocupados entonces por Rumania en Ucrania, concretamente a la región de Transnistria.

Si bien las autoridades de Rumanía, uno de los aliados del Eje, no exterminaron de manera sistemática a la población Romaní que vivía en territorio rumano, las autoridades políticas, militares, policiales y administrativas si procedieron a la deportación de alrededor de 26.000 Gitanos, principalmente habitantes de las regiones de Bukovina, Besarabia, así como de Moldavia y Bucarest con destino a Transnistria, un lugar situado al suroeste de Ucrania que había quedado bajo administración rumana, en 1941 y 1942. Miles de aquellos deportados murieron a consecuencias de enfermedades, del hambre, el frío y del tratamiento brutal a que quedó sometida la población Gitana que hasta allí fue deportada.


Mapa de la deportación a Transnistria 1941-1942
© USHMM


En este lugar de infausto nombre para el pueblo Gitano, donde tantos miles de Romaníes encontraron la muerte, la joven Bría casi murió debido a la malnutrición y las difíciles condiciones de vida impuestas por sus captores. Bria contrajo la fiebre tifoidea...

La autora y estudiosa Michelle Kelso narra que la administración de Transnistria en un principio no proporcionó viviendas dignas o alimentos o leña a los deportados, y ubicó a los Romaníes, principalmente en grandes campos abiertos hasta que se implementara un plan. La falta de organización de un gobierno local llevó a un terrible estado de deterioro de los Romaníes que hasta allí llegaron, dando paso a un estado de dramático caos. A los Romaníes las autoridades rumanas les confiscaron todo, les quitaron sus equipajes, su ropa, almohadas, mantas, utensilios de cocina y todo aquello necesario para cubrir sus necesidades básicas, esto significaba prácticamente una muerte segura. En varias zonas las autoridades transfirieron a los Romaníes en camiones o a pie a las aldeas o granjas agrícolas, situándolos en cualquiera de las casas confiscadas a los ucranianos que habían sido evacuados "o en graneros o cobertizos de animales” Sobrevivir dependía de la capacidad de cada persona, de cada familia para conseguir alimentos, suministros de calefacción, agua y otros bienes. Había pocas posibilidades de sobrevivir en aquel lugar, solamente el robo en cultivos o granjas cercanas, el comercio con la policía local y el ingenio aseguraban la supervivencia Los que no podían hacer frente a la situación o vender cualquier cosa vendible finalmente perecieron.

Durante los años 1942, 1943 y 1944 para aquellos Gitanos que permanecieron en Transnistria la situación continuó igual de precaria. En los primeros meses de 1944, el ejército soviético montó una ofensiva para recuperar el territorio ocupado por los rumanos en 1941-1942. Las tropas del Eje se retiraron de Transnistria. Esto significó la liberación de los Judios y Gitanos que habían quedado con vida en la región del suroeste ucraniano, producida ésta por el abandono del lugar de sus guardias, pero los dejó en mitad del inminente peligro que representaba la aproximación de la línea del frente bélico. El 23 de agosto de 1944, el rey Mihai anunció la disolución del gobierno de Antonescu y proclamó un armisticio con la Unión Soviética.

Bria Stanescu sobrevivió al Porrajmos. En la actualidad vive rodeada de su numerosa familia y mantiene las tradiciones de sus padres, entre ellas el arte de la adivinación.

Fuentes:

- Premio de fotografía 2012, Stiftung "Erinnerung, Verantwortung und Zukunft"

- Genocide of European Roma (Gypsies) 1939-1945. Enciclopedia del Holocausto. USHMM

- Sinti and Roma victims of the nazi era. United States Holocaust Museum. Página 10

- The deportation of the Roma and their treatment in Transnistria. Yad Vashem

- Ando Bugo: The Romani Holocaust in Transnistria. Michelle Kelso.

 - Recognizing the roma: a study of the Holocaust as viewed in Romania. Michelle Kelso. A dissertation submitted in partial fulfillment of the requirements for the degree of Doctor of Philosophy (Sociology) in The University of Michigan 2010.

sábado, 22 de junio de 2013

Sonia, Eva, Agathe, Waltraud y Grete Friedrich

Las niñas Romaníes Sonia, Eva y Agathe Friedrich
© Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma




Sonia, Eva, Agathe y Waltraud Friedrich fueron cuatro hermanas Romaníes, niñas Gitanas que durante los años en que el partido nacionalsocialista ostentó el poder en Alemania sufrieron el Porrajmos, el intento de exterminio de los Romaníes de Europa por parte de los nazis.

La madre de las chiquillas se llamaba Grete Friedrich nació el 8 de abril de 1910 en Schwentainen, al Oeste de Prusia.

La mayor de las cuatro niñas, Sonia nació el 1 de octubre de 1931, la seguía Eva nacida el 17 de mayo de 1935, ambas vieron la primera luz del mundo en el distrito de Pankow de la capital alemana, Berlín. Agathe nació el 2 de enero de 1935 en Weidenberg y Waltraud el 31 de marzo de 1940 en Bernau, ciudad situada a unos 10 km. de Berlín.

En la primavera de 1943, en el momento álgido de la persecución nazi hacia los Gitanos europeos, las cuatro niñas junto a su madre y muchos más Romaníes, fueron montadas en vagones para transporte de ganado, tras varios días de duro y penoso viaje llegaron a su lugar de destino, sitio del que sólo pronunciar su nombre ya causa dolor, angustia, miedo… Auschwitz-Birkenau, las bajaron del convoy y las condujeron hacia el lugar donde quedarían registradas con una letra (Z de Zigeuner, Gitano en alemán) y un número de cuatro cifras, su niñez quedó para siempre aparcada, escondida, oculta tras esa letra y ese número. Imagínense por un momento, si se puede imaginar algo tan horrible, una larga fila de personas, y en esa fila a cuatro niñas y una madre, pánico, llanto, temor ante un mañana que no se sabe si será… La primera en llegar a la mesa de registro Sonia, le tatuaron en su bracito de niña el número Z-3246, la segunda Eva Z-3247, la tercera Agathe Z-3248, la cuarta Waltraud Z-3249 y siguiendo a sus cuatro tesoros, Grete, la madre, convertida en la prisionera Z-3250, cuanto dolor y olvido, por favor Gitanos del mundo nunca olviden esa fila, en esa fila estuvimos todos los que hoy formamos parte de este mundo, no olviden esos ojos morenos perdidos en mitad de la desesperación y el miedo, de no entender por qué estaban en aquella maldita fila.

Las cuatro fueron conducidas al Zigeunerlager, Campo para Familias Gitanas. La primera en sucumbir a la barbarie de Birkenau, la más pequeña, nuestra Waltraud, de tan solo 3 años de edad recién cumplidos, su luz Gitana se apagó el 9 de abril de 1943.

Grete la madre, murió en Birkenau el 28 de octubre de 1943.

Sonja, Eva y Agathe Friedrich, quedaron solas en mitad de aquel caos, en el continuo drama que se vivía diariamente en la sección BIIe de Birkenau. Poco antes de la “liquidación“ del “Zigeunerlager” fueron trasladadas en un transporte con destino al campo de concentración para mujeres de Ravensbrück. En este campo un “médico” de las SS procedió a esterilizar a la niña de 13 años, Sonia (situada en la fotografía más a la izquierda). Nunca podría tener hijos, su delito para los nazis haber nacido Gitana. En Ravensbrück “doctores” de las SS llevaron a cabo experimentos de esterilización en mujeres y niños, muchos de ellos Romaníes, en un intento de desarrollar un método eficiente de esterilización.

Tiempo después las tres niñas fueron trasladadas al campo de concentración de Bergen-Belsen lugar en el que permanecieron hasta que el campo fue liberado por el Ejército Británico el 15 de abril de 1945.


Sobrevivientes Romaníes en un barracón del campo de concentración
de Bergen-Belsen tras la liberación del campo, después del 15
de abril de 1945.
© Bildarchiv Preussischer Kulturbesitz

Los soldados no podían dar crédito a lo que al entrar bajo las puertas de aquel infierno encontraron, 60.000 prisioneros, muchos de ellos al borde de la muerte y miles de cadáveres esparcidos por toda la extensión del campo. Entre aquellos que sobrevivieron se encontraban las pequeñas Sonia, Eva y Agathe.

 

Fuentes:

- Soja, Eva y Agathe Friedrich. Dokumentations- und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma

- Enciclopedia del Holocausto. Bergen-Belsen. USHMM.

- Enciclopedia del Holocausto. Ravensbrück. USHMM.

- Bergen-Belsen. Shoah Resource Center. Yad Vashem.

- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 234-235.

sábado, 8 de junio de 2013

Regina Franz


La joven Romaní Regina Franz
© Döw


Regina Franz nació el 2 de septiembre de 1920.

Regina creció como una joven Romaní en el Berlín anterior de la guerra y en el de la contienda mundial. Llegó el invierno de 1943, Regina vivía con el constante temor de lo que estaba ocurriendo a su alrededor en la capital de Reich. Desde febrero de 1943 muchos de sus familiares estaban siendo deportados en trenes de ganado hacia el Este, por ello decidió emprender la huida.

Llegó a Austria y en una de las muchas redadas que llevaba a cabo la Gestapo, Regina fue detenida, concretamente el 27 de julio de 1943,  acusada de “Inmigración ilegal” al intentar cruzar la frontera con Hungría debido a dos motivos principales, el miedo que tenía a ser deportada a los campos de concentración o a que médicos nazis le practicasen una esterilización forzosa por su origen racial. Regina quedó registrada en el informe diario de la Gestapo de Viena, le realizaron fotos y tomaron sus huellas dactilares. Ser Romaní en la Alemania Nazi era considerado un delito contra la raza.


Fotos de Regina Franz extraídas de los informes
diarios de la Gestapo de Viena, finales de julio de 1943.
© Döw
 

Regina, ya como prisionera por su origen Romaní, fue deportada en primer lugar al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia donde llegó el 17 de septiembre de 1943, allí quedó marcada con el número de prisionera Z-9462. Conducida al Campo para Familias Gitanas en la sección BIIe de Birkenau, pudo sobrevivir a la barbarie y poco antes de la liquidación del Campo Gitano fue transferida, primero con destino al campo de concentración de Ravensbrück y posteriormente al campo de concentración de Flossenbürg, donde fue obligada a realizar trabajo esclavo en el subcampo de Wolkenburg. Este subcampo fue establecido el 22 de Agosto de 1944, los nazis condujeron hasta Wolkenburg a 147 mujeres, incluidas 112 mujeres alemanas, nueve polacas, siete jóvenes holandesas y mujeres de otras cuatro nacionalidades. En octubre de 1944, un transporte de 150 nuevas mujeres llegan al subcampo desde Auschwitz (137 de Polonia, 37 de Rusia, seis de Yugoslavia, tres italianas) y 100 de Bergen-Belsen (97 polacas y tres rusas). Al menos un tercio de las mujeres prisioneras que allí se encuentran internadas son Romaníes. A mediados de abril de 1945 aún se registran 372 prisioneras. El trabajo que llevan a cabo en aquel lugar lo hacen para la empresa fabricante de aparatos de radio Opta de Berlín. Las prisioneras trabajan en la planta superior de un edificio de la fábrica. Las mujeres son castigadas duramente si cometen cualquier infracción. El grupo se encuentra bajo el mando del Kommandoführer de las SS Wilhelm Brusch, cinco soldados de las SS y veintiún vigilantes.

El 13 Abril de 1945, ante la proximidad de los Ejércitos Aliados las mujeres bajo vigilancia de los SS emprenden una de las temidas “marchas de la muerte” la mayor parte del camino a pie y otro tanto en vagones de tren, primero con destino al campo central de Flossenbürg, pero debido a la superpoblación del campo central son enviadas a Dachau que dista unos 270 km. de distancia. Al menos cinco de las mujeres mueren ejecutadas en el trayecto, acusadas de presuntos robos de alimentos. Sólo 116 de las 372 mujeres que emprendieron la marcha en Wolkenburg  llegan finalmente al campo de concentración de Dachau.

El destino final de Regina nos es desconocido.

Fuentes:

- Fotos de los informes diarios de la Gestapo de Viena. Dokumentationsarchiv des österreichischen Widerstands. Sinti und Roma, Regina Franz
- Tagesbericht der Gestapo Wien Nr. 8, 27.-29. 7. 1943
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 636-637.
- The United States Holocaust Memorial Museum Encyclopedia of Camps and Ghettos. Flossenbürg.
- KZ Gendenkstätte Flossenbüg Stiftung Bayerische Gendenkstätten. Aussenlager Wolkenburg.