sábado, 3 de agosto de 2013

Familia Friedrich: Zigeunernacht


Joseph Friedrich junto a su hijo Eduard
© Dokumentations und Kulturzentrum 
Deutscher Sinti und Roma

Madrugada del 2 al 3 de agosto, noche de silencio, rezo y recuerdo. Como cada año en esta señalada fecha elevo mi mirada al cielo, a un cielo de verano pleno de estrellas. Mi pensamiento y mi alma están hoy junto al pueblo Gitano. La madrugada se rompe en llanto, un hondo llanto bañado en lágrimas por una historia que ha permanecido demasiado tiempo olvidada.

1944, noche de agosto en Birkenau, 2.897 personas, aterrorizadas, rodeadas por los SS en un rincón del sector BIIe del campo polaco… ladridos de perros, gritos, miedo, pánico… por desgracia, la mayoría de los que se encuentran prisioneros en esta zona llevan tiempo entre aquellas alambradas y saben hacia donde serán conducidos… silencio… miro al cielo, a esas estrellas testigos mudos de aquella maldita madrugada del verano de 1944. Zigeunernacht, un nombre en alemán que me sobrecoge y me aterra. Pienso en los niños, agarrados a sus padres, pienso en los padres y madres sosteniendo a sus hijos… las últimas miradas, el miedo... los últimos besos, el terror... los últimos abrazos… su memoria, el recuerdo del sufrimiento de aquellas 2.897 personas me dan la fuerza necesaria para continuar.

Joseph Friedrich nacido el 30 de marzo de 1904 en Odessa, llegó deportado junto a su familia a Auschwitz-Birkenau el 16 de abril de 1944 donde quedó registrado como el prisionero Z-9810. Su esposa Pauline Friedrich nacida en Breslau el 9 de abril de 1910, prisionera de Birkenau Z-10548 de oficio comerciante.

Sus hijos:
Rinaldi Friedrich nacido el 9 de febrero de 1930 en Berlín, prisionero Z-9811
Gisela Friedrich nacida el 26 de abril de 1931 en Berlín, prisionera Z-10549.
Alexander Friedrich nacido el 2 de julio de 1935 en Neustadt a/D prisionero Z-9812
Eduard Friedrich nacido el 16 de abril de 1941 en Ung-Hradisch prisionero Z- 9813


En la noche del 2 al 3 de agosto de 1944. Joseph Friedrich, su esposa Pauline y tres de sus hijos, entre los que se encontraba Eduard (en la foto superior) se los llevaron en camiones hasta la cámara de gas del Crematorium V y allí murieron exterminados.

Crematorium V Birkenau
© Yad Vashem


Para acercarnos en lo que podamos a lo que fue aquella noche contamos con el testimonio de Brodt Erzsébet, de 17 años por aquel entonces y sobreviviente Judía húngara del campo de Birkenau, ella estaba allí, mirando a través de una de las ventanas de su barracón, observando como llegó un escuadrón de exterminio y se llevó a las últimas familias Romaníes que permanecían en Birkenau a las cámaras de gas, Erzsébet recuerda aquella fatídica madrugada de la siguiente forma:
La sobrevivente Judía de Birkenau Brodt Erzsébet
© Romedia Foundation

           “Todavía hoy no puedo pasar junto a un perro, un pastor alemán, por ejemplo. Mis nervios se tensan de manera inmediata. Nuestra sección del campo se encontraba a unos 100-110 metros del sector del Campo de Familias Gitanas. Entre uno y otro nos separaban las vallas electrificadas que sirven de separación de cada uno de los lagers. Lo que vi  fue horrible. Me desperté de repente, gritos, insultos, órdenes, llamas. Hombres de las SS armados, con perros o con lanzallamas, se situaron alrededor de la entrada del Campo Gitano y abrieron su puerta, bueno simplemente la arrancaron. Cada soldado tenía un perro, los perros ladraban como locos, y delante de ellos estaban los Gitanos, que permanecieron sosteniendo a sus hijos, junto a su familia... Ni siquiera sé… estaban en brazos de sus madres y de sus padres, se mantenían cerca de ellos situados todos juntos, muy juntos unos de otros, frente a aquellos perros sedientos de sangre, con los soldados que a duras penas podían sujetarlos con las correas. Luego se pusieron en marcha y los soldados se los llevaron hasta las cámaras de gas. Yo me hice una promesa a mí misma y ésta era que tenía que sobrevivir. Mi deber es contarle a todo el mundo toda aquella inhumanidad, que animales, que situaciones tan terribles y cómo nos trataron. Y todo el mundo tiene que conocer esto y todos los que sobrevivieron tienen la responsabilidad de luchar para que estas cosas no ocurran nunca más.”

Eva Fahidi que se encontraba en el mismo barracón de Brodt Erzsébet y recuerda:

La sobrevivente Judía de Birkenau Eva Fahidi
© Romedia Foundation
  
          “Sólo unos pocos prisioneros del campo como Erzsi Brodt tuvieron el coraje para levantarse y mirar a través de la ventana. Los demás oíamos los sonidos de aquella noche, los gritos… los llantos… las maldiciones… los ladridos de los perros… los gritos de los SS. Fue algo indescriptible, algo que no se puede explicar. Porque (los Romaníes) sabían lo que les iba a ocurrir. En la noche del 2 de agosto de 1944, todos los prisioneros del Campo Gitano fueron conducidos a las cámaras de gas… Quien sobrevivió a Auschwitz tiene dos vidas: Una vida antes de Auschwitz y otra después de Auschwitz. Y entre las dos se halla Auschwitz-Birkenau…”

          Pero esa noche de horror no acabó aquí Lucie Adelsberger médica Judía que trabajaba en el campo de Familias Gitanas cuenta:

           "A la mañana siguiente... el Campo Gitano estaba vacío, cuando de repente dos niños de tres y cinco años de edad salieron de su "block", envueltos en mantas, se habían quedado dormidos a cierta distancia de donde se produjeron los acontecimientos. Los dos niños se cogieron de la mano, llorando, sintiéndose solos. Los dos fueron enviados después de los demás"

           Dukhadile Rromane e Rjat le Rromane Phabimatangi te bisterdon tumare anava.

            Canción de Auschwitz del film Latcho Drom. Interpretada por la sobreviviente Romaní Margita Makulová.


video

Fuentes:
- Entrevista a Brodt Erzsébet a cargo de Ágnes Daróczi con motivo del aniversario, el 4 de noviembre del comienzo de la razzias contra los Romaníes de Hungría, que significó el comienzo de la deportación de los Romaníes húngaros a los campos de concentración y exterminio. Romedia Foundation
- Entrevista a Eva Fahidi. Romedia Foundation
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 706-707
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen II. Páginas 1310-1311

- Auschwitz: ein Tatsachenbericht : das Vermächtnis der Opfer für uns Juden und für alle Menschen. Lucie Adelsberger. Bouvier, 2001. Página 68