sábado, 11 de enero de 2014

Hulda Kreutz

Hulda Kreutz
© Orte der Erinnerung Hannover


Hulda Kreutz nació en Uetze, localidad cercana a Hannover en la Baja Sajonia (Alemania) el 7 de mayo de 1930.

Su familia vivía en Brunswick.

En 1938 la presión municipal y policial se fue haciendo cada vez más intensa sobre la población Gitana de Brunswick. El alcalde de la ciudad dispuso en un Bando fechado el 25 de febrero de 1938 que el único lugar donde se permitiría el estacionamiento de caravanas de Romaníes a partir del 1 de julio de ese año sería en la zona habilitada a tal efecto en Veltenhof. La realidad es que aquel lugar erigido por las autoridades locales se convirtió en un Campo de Confinamiento de Gitanos.

En octubre de 1939 entró en vigor, para todos los Romaníes que vivían en el Reich alemán, la prohibición de abandonar sus lugares de residencia sin permiso de la policía.

Para finales de 1939 todos los Romaníes de la localidad de Brunswick habían sido confinados en Veltenhof.

En ese Campo la vida resultaba extremadamente complicada, empezando por la zona en la que se encontraba ubicado, muy cercana a un vertedero, lo que implicaba unas lamentables condiciones de higiene y salubridad y continuando con la privación de libertad de movimientos, ya que a las personas que se hallaban allí internadas les estaba terminantemente prohibido salir del Campo.

El 16 de diciembre de 1942, Himmler Reichsfürer-SS, ordenó la deportación de Gitanos desde territorio del Reich al campo de exterminio de Auschwitz. El 29 de enero de 1943 se pusieron en marcha los engranajes de la maquinaria burócrata nazi, señalándose los detalles referentes a la organización de las deportaciones de Romaníes, estas, afectaban principalmente a los Gitanos mixtos, que eran la inmensa mayoría de la población Romaní alemana.

A principios de marzo de 1943 la policía rodeó el campo de Veltenhof. En primer lugar procedieron a quitarles a los internados todos los objetos de valor que poseían, a continuación los montaron en camiones y reunieron a los Gitanos de Brunswick, Osanbrück, Minden, Hannover y Magdeburgo, en total alrededor de 700 personas. Poco tiempo después de la deportación, los policías, quemaron los carromatos, chabolas de los deportados.

Estación de Hannover, un tren de mercancías detenido sobre las vías, cientos de personas inocentes de sangre Romaní permanecen en el andén rodeadas de policías y SS. Una chiquilla de piel morena, muy cerca de cumplir los trece años de edad, de nombre Hulda Kreutz, formando parte de uno de los primeros convoyes de Gitanos que los nazis organizaron con destino al temible Campo de Concentración y Exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia. Llegaron a este temible lugar el 3 de marzo de 1943. A Hulda, nuestra niña, la registraron como la prisionera Z-271, letra y número que fueron tatuados en su antebrazo izquierdo.

A ella y su familia los condujeron al Zigeunerlager de Birkenau, sección BIIe, que aún se encontraba en fase de construcción, el emplazamiento del sector se hallaba en la hilera de barracones más alejados de la entrada principal, lo que significaba que desde ese lugar tenían una visión cercana de los crematorios, con sus constantes columnas de humo que desde sus chimeneas ascendían hacia el cielo y que impregnaban el aire de un intenso olor a muerte. Sufrimiento diario en aquel infierno, alimentación insuficiente, hacinamiento, frecuentes epidemias (tifus, diarreas…), palizas y humillaciones constantes de sus guardianes… Hulda no sobrevivió, pereció en Birkenau el 27 de febrero de 1944.

Hulda Kreutz nunca olvidaremos tu nombre…

En octubre de 2002, en el Ayuntamiento de Brunswick, en un antiguo edificio de la ciudad, se erigió un espacio simbólico en memoria y recuerdo de los Romaníes de la localidad que fueron perseguidos durante el régimen nazi. Episodio éste de la Historia casi olvidado pero que con lugares como el memorial levantado en Brunswick se intenta rescatar del olvido todo el sufrimiento del pueblo Gitano durante los años de la barbarie nazi.

 
Ayuntamiento de Brunswick, espacio en memoria
y recuerdo de los Romaníes de la ciudad víctimas de los nazis.
© Stadt Braunschweig


Fuentes

- Aus Niedersachsen nach Auschwitz. Niedersächsischer Verband Deutscher Sinti. Verlag für Regionalgeschichte, 2004. Página 57

- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 42-43

- Sinti und Roma Im "Dritten Reich" und Die Geschichte der Sinti in Braunschweig. Raimond Reiter. Tectum Verlag.

- Die Verfolgung der Sinti und Roma in Braunschweig-Veltenhof. Vernetztes Gedaechtnis. Topographie der nationalsozialistischen Gewaltherrschaft in Braunschweig.

- Braunschweig, Platz der Deutschen Einheit. Gedenkorte für Sinti und Roma. Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma.

- Der Hannoversche Bahnhof, um 1941.In den Tod geschickt. Die deportationen von Juden, Roma und Sinti aus Hamburg 1940 bis 1945.

- Körner aus der Sanduhr. 250 Jahre Pfälzerkolonie Veltenhof 1750 - 2000. Ulrich Falkenroth

- Vor 70 Jahren: Deportation der Braunschweiger Sinti. Uwe Meier. Braunschweig-spiegel Kultur 3 de marzo de 2013.

- Enterradme de pie. La odisea de los Gitanos. Isabel Fonseca. Editorial Anagrama. Pág. 288

- Gestapo Braunschweig an OFP Hannover. 10 de abril de 1943 (Correspondencia) NHStAH Hann. 210, Acc. 160/98, no. 14.