jueves, 27 de febrero de 2014

Maria Lisiecka

 
Maria Lisiecka
© USC Shoah Foundation


Maria Lisiecka (nacida Siwak) vino al mundo en el seno de una familia Romá el 31 de julio de 1921 en Majscowa, en la Subcarpacia, en el sureste de Polonia.

Sus padres se llamaban, Izydor y Anna Siwak, trabajaban realizando labores agrícolas y ayudando a los granjeros locales, cuando estos requerían de sus manos y sudor.

Maria tuvo seis hermanos y tres hermanas.

Durante la ocupación alemana de Polonia, concretamente a comienzos de los 40, soldados alemanes detuvieron a Maria y a sus padres y los transportaron hasta la prisión de Jasło, localidad a unos 4 kilómetros de donde vivían.
 
 
Durante la ocupación alemana de Polonia (1939-1944)
se situó en este edificio en Jasło una oficina de la Gestapo
y una prisión.
© Traces of a War


Desde Jasło la familia fue trasladada hasta el punto de concentración, que los alemanes habían establecido en Tarnów lugar elegido hasta donde trasladarían a los Romaníes detenidos de la región. Posteriormente los deportaron a todos hasta el campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau. Ya en Birkenau, Maria y sus padres fueron conducidos hasta el Bloque 13, fuera del Zigeunerlager. Los nazis los obligaron a realizar trabajos forzados, como consecuencia de esto Izydor, su padre, murió. Maria, durante el tiempo que permaneció alli prisionera, sufrió constantes palizas, soportó terribles experimentos médicos y fue esterilizada, además perdió la audición como resultado del tratamiento brutal al que fue sometida. De Birkenau, María y su madre fueron trasladadas al campo de concentración de Ravensbrück en Alemania.

Fueron liberadas en Ravensbrück por las fuerzas armadas soviéticas en abril de 1945.

Después de la liberación, María y su madre, volvieron a Majscowa. Allí se enteraron de que todos los hermanos de María, que se habían quedado en el pueblo, fueron asesinados durante la guerra. Su madre quedó hondamente traumatizada y afectada por las experiencias padecidas durante la guerra mundial, Anna murió poco tiempo después de que esta acabara.

Fuentes:

- Entrevista realizada  en Wroclaw, Polonia, el 9 de julio 1997 por Stanislaw Laskowski y asistido por el cámara Leszek Winnicki a Maria Lisiecka recogida en “Dando memoria al Futuro: Los Sinti y Romá en Italia y en todo el mundo. Notas Biográficas” Universitá Cattolica del Sacro Cuore y USC Shoah Foundation.