viernes, 5 de octubre de 2012

Koloman Baranyai


Koloman Baranyai en 1968
© Asociación Roma Service


Koloman Baranyai nació el 31 de marzo de 1941 en Katzelsdorf (distrito de Mistelbach en la Baja Austria). Su familia pertenecía a la comunidad Romá. Gracias a la manera de ser de su padre, éste se relacionaba asiduamente con personas no Romaníes, para quienes tocaba su música y realizaba todo tipo de trabajos.

Con la llegada de los nazis a Austria y la presión que éstos comenzaron a ejercer sobre la población Romaní austriaca, sus padres tomaron la decisión, por otro lado bastante dolorosa, de salir del país. Así fue como llegaron a Hungría, allí permanecieron durante bastante tiempo, vivían escondidos en los bosques, su padre cada tarde bajaba al pueblo, visitaba a los comerciantes de la localidad, de los que poco a poco fue ganándose su confianza. Los dueños de los comercios le abrían las puertas traseras de sus casas y le permitían la entrada. Una vez en el interior el padre de Koloman compraba las cosas necesarias para subsistir y de este modo la familia tenía algo con lo que alimentarse. El pequeño Baranyai recordaba que los húngaros le dijeron a su padre:

- ¡Julo, ten cuidado! Hoy han comenzado a llevarse a los Romá. ¡Lo más seguro para tu familia es que escapéis!

Así que de nuevo en camino, en esta ocasión a Checoslovaquia. Allí vivieron también durante largo tiempo, otra vez escondidos en el bosque. Koloman y su familia, a pesar de estar constantemente huyendo, se sentían unos Romaníes con suerte, porque los nazis nunca los llegaron a detener, puesto que muchas personas al igual que ellos, intentaron huir, pero los SS capturaron a la mayoría y los deportaron a los campos de concentración.

Siempre tuvieron con lo que alimentarse. La mayor preocupación de su padre fue la de asegurarse cada día encontrar algo con lo que alimentar a toda la familia y todo ello a pesar de la gran carencia de alimentos que había, si en alguna ocasión no encontraba comida, se marchaba bosque adentro para cazar conejos, o un ciervo o el animal que se le pusiera por delante, lo mataba y así conseguían alimentarse durante varios días.

Los Gadsche (personas no Romaníes) sabían que los Baranyai eran Romá, pero nunca los delataron ni los traicionaron porque sentían gran admiración hacia su padre. Su progenitor nunca les dijo: “no, yo no puedo ayudarte” siempre estaba dispuesto a echar una mano en todo lo que hiciese falta. Esa fue la principal razón por la que ellos cada día estaban dispuestos a darle algo de comida, en ocasiones los Gadsche también le ofrecieron dinero pero él siempre les dijo que no, que no era dinero lo que necesitaban, él prefería que le dieran alimentos.

El abuelo de Koloman, padre de su madre, no pudo soportar tanto sufrimiento y murió de preocupación. Su abuela fue enviada a un campo de concentración, pero Koloman no sabe a que campo fue enviada, sólo sabe que murió asesinada en un de tantos campos en que los nazis encerraron a los Romaníes. Después de la guerra, la única información que recibieron fue que ella había muerto asesinada en un campo. Su tío Albert, el hermano de su madre, fue enviado a Auschwitz y allí murió asesinado por los nazis junto a su mujer y sus dos hijos semanas después de llegar allí.

Los Romá que volvieron tras el Porrajmos y que habían vivido la guerra en Hungría les quedó una existencia inserta en la miseria y la desesperación. Sus casas habían dejado de ser sus casas: “Confiscadas” por las SS o destruidas por efectos de las bombas. Todo resultó tremendamente difícil. Nada les salía bien. Todo el mundo se hallaba enfermo y debilitado. Cada uno de ellos tenía un halo de pena, de tristeza dentro de sus corazones o lo que es peor dañados física y mentalmente. Uno tras otro, la mayoría de los supervivientes, fueron muriendo en su desgraciada soledad.

Hasta 1945, los padres, Koloman y su hermano viiveron escondidos en los bosques de Alemania, Austria, Hungría y la antigua Checoslovaquia y así sobrevivieron al Porrajmos.
 
Documental donde se recoge el testimonio de Koloman Baranyai:
MRI HISTORIJA
Lebensgeschichten burgenländischer Roma
© Asociación Roma Service
 
Después de la guerra la familia se instaló primero en Heiligenkreuz y más tarde en Baden, cerca de Viena. Cuando Koloman tenía ocho años de edad sus padres se separaron. Su madre se vio obligada a dejar a sus dos hijos con una familia de granjeros, donde permanecieron hasta que Koloman cumplió los catorce años. Los dos niños tenían que ayudar en los trabajos de la granja y de cuando en cuando les permitían  asistir al colegio, pero esto ocurrió en ocasiones esporádicas.

Con catorce años Koloman regresó junto a su madre y comenzó a trabajar para una empresa de construcción. Pero las inquietudes de Koloman le hicieron no conformarse con este destino, su padre le había enseñado a tocar el violín, él sabía que la música era su verdadera vocación.
 
Koloman Baranyai en agosto de 2008
© Asociación Roma Service
 
Un día actuando en un espectáculo junto a los payasos, su mano quedó atrapada en una máquina y se cortó un dedo, ese hecho provocó que ya no pudiera seguir aprendiendo a tocar el violín.

Pero Koloman no se rindió y siguió persiguiendo su sueño musical, por ello comenzó a aprender a tocar la viola, pero a nuestro protagonista le resultaba muy difícil, por el desgraciado accidente que le había ocurrido, por ello también hubo de abandonar. Siguió intentándolo y con 19 años volvió junto a su padre y éste le enseño a tocar el contrabajo, aprendió y se convirtió en un extraordinario contrabajista.

Koloman Baranyai con su inseparable compañero
© Asociación Roma Service


En las décadas siguientes Koloman formó parte del grupo musical de su padre, junto a su hermano bastardo, interpretando numerosos conciertos en Austria y Alemania. También actuó en la película “Auszug der Schwaben" con Paul Hörbiger.

Koloman Baranyai siempre se ha sentido orgulloso de ser Romá, su estrecha relación con su lengua materna, el Romanés y su identidad como músico siguen inextricablemente entrelazados.

Fuentes:

- Lives Remembered. Life Stories of Victims of National Socialism. Renate S. Meissner on behalf of the National Fond der Republik Österrecih (Ed.): Viena, 2010, pp. 257-261.

 

- Extracto de la historia de vida de Koloman Baranyai tomado de una entrevista (realizada en Romanés) a partir de la documentación de testigos de la época "Mri Historjia. Historias de la Vida de los Romá del Burgenland" por la asociación "Roma Service".