lunes, 15 de julio de 2013

Osman Hasimovic

Osman Hasimovic
© Lazar Dimic y Birgit Mair


Si además de Auschwitz en Polonia y Transnistria en Rumanía, existió un campo durante la II Guerra Mundial donde se exterminara de forma masiva a la población Romaní en Europa, ese campo fue el de Jasenovac en el entonces denominado Estado Independiente de Croacia en manos de la Milicia Ustasha, una organización filonazi de corte nacionalista.
 

Vista del campo de concentración de Jasenovac invierno de 1941 1942
© USHMM


Jasenovac consistía en un gigantesco complejo de detención, concentración y exterminio que abrió sus puertas entre finales de agosto o primeros de septiembre del año 1941 y febrero de 1942. Llo constituían cinco campos, ubicados en  unos 210 km² a orillas del río Sava.
 
 
Mapa del complejo concentracionario de Jasenovac.
© USHMM

Las autoridades croatas crearon los primeros dos campos del complejo de Jasenovac en Krapje y Brocica. Estos dos campos se cerraron cuatro meses después. En noviembre de 1941, los ustashas erigieron el Campo III en Ciglana, el más grande de todos y que fue desmantelado al final de la guerra, en abril de 1945; el Campo IV fue levantado en Kozhara en febrero de 1942 y desmontado en abril de 1945; y por último el Campo V lo situaron en Stara Gradiška, que ya antes había sido un centro de detención independiente para prisioneros políticos desde el verano de 1941 y finalmente fue convertido en un campo de concentración para mujeres en el invierno de 1942. En el área general del campo de Jasenovac se organizaron otros tres campos especiales. En el pueblo de Ustica, en el delta del Una y el Sava, situaron un Campo Gitano, en las casas abandonadas de las familias serbias asesinadas y los pueblos de Mlaka y Jablanac se convirtieron en campos para mujeres y niños.
 
 
Mujeres y niños Romaníes prisoneros en el campo de Ustica en 1942.
© JUSP Jasenovac
 
En julio de 1942, cuando el número de Romaníes que llegaron al campo llegó a su punto más álgido, fueron separados en dos grupos. Los hombres mayores, mujeres y niños quedaron separados de los hombres más jóvenes y de inmediato se envió al primer grupo a su exterminio en Donja Gradina.
 
Gitanos y Serbios han sido capturados por los Ustasha
y marchan hacia su deportación al campo de concentración
de Jasenovac
© USHMM

Los hombres más jóvenes fueron alojados en el campo III C, establecido en un lugar abierto del campo III (Fábrica de ladrillos). Muchos murieron de hambre, deshidratación, agotamiento físico o de abusos de sus vigilantes. Los campos eran controlados por la policía política croata y el personal de la milicia Ustasha. Las condiciones de vida en los campos de Jasenovac fueron dramáticas, horrendas, terribles. Los prisioneros recibían muy poca alimentación. Las instalaciones de vivienda e higiene resultaban totalmente inadecuadas. Peor aún, los guardias torturaban, aterrorizaban y asesinaban los prisioneros libremente, a su antojo. En este infernal complejo los ustashas asesinaron  según unas fuentes a entre 15.000 y 20.000 Romaníes (enciclopedia del Holocausto USHMM) otras fuentes apuntan a una cifra que ronda los 30.000 Romaníes (Birgit Mair), también se está llevando a cabo desde el año 1968 un estudio para proceder a la contabilización de las víctimas de ese campo por parte del Jasenovac Memorial Site, Museo Memorial de Jasenovac que ofrece un resultado de 16.173 Romaníes ya documentados que murieron en este terrible campo, no habiéndose dado por concluida la investigación.
 
Milicianos Ustashas asesinan en 1942 ó 1943 a  prisioneros
en las proximidades del campo de concentración de Jasenovac
© Jewish Historical Museum, Belgrade


Pongámoles rostro a la cifra, es aquí cuando en nuestro camino se cruza Osman Hasimovic, Romaní que nació en 1936 en Janjari (entre Bijeljina y Tuzla, Bosnia-Herzegovina hoy: Durante la II Guerra Mundial perteneciente al estado croata Ustasha). La familia de Osman estaba compuesta por su padre Bajro Hasimovic nacido en Janjari, su madre, Fata Hasimovic nacida Osmanovic, natural de Spreča, además de sus cuatro hermanos y una hermana. Reseñar que sus padres durante su infancia no pudieron asistir a la escuela. Osman, antes de la guerra, asistió al colegio durante dos años, pero sus padres lo obligaron a abandonarlo porque lo necesitaban para trabajar en la recogida del maíz.

Todo el horror comenzó para Osman y su familia en 1942. Los soldados incendiaron su pueblo. Intentaron escapar, no olvidar que Osman era un niño pequeño, tuvo que presenciar escondido detrás de su casa como golpearon a su abuelo y lo lanzaron a las llamas. Como todo quedó destruido.

Entre 1942-1945 Osman fue internado por los Ustasha croatas en el terrible campo de concentración de Jasenovac porque nació Romaní, sufrió cautiverio, un niño que desde los 5 a los 8 años fue obligado a vivir como prisionero en mitad de aquel horror.

Romaníes deportados a Kozare y Jasenovac en julio de 1942.
© Muzej Revolucije Narodnosti Jugoslavije


A pesar de su corta edad los soldados ustashas lo obligaron a realizar trabajo esclavo en el exterior del campo. El primer trabajo que le obligaron a llevar a cabo fue el de repartidor de agua, según el propio Osman afirma, la tarea consistía en distribuir agua con cubos para los demás prisioneros, casi nunca podía cumplir con su misión porque los soldados se divertían dándole patadas al azar a los cubos cuyo contenido caía una y otra vez al suelo. También lo emplearon en la construcción del ferrocarril, además realizó otros trabajos como cavar para construir el sistema de alcantarillado, así como la construcción de carreteras. Tenían que transportar enormes pesos en sus espaldas, como sacos de cemento o cavar durante horas para realizar las zanjas donde iría el alcantarillado. Osman cavó bunkers para la Wehrmacht así como ayudó a construir la red de agua y energía. Y lo peor de todo no era solamente el trabajo sino que este llevaba emparejado todo tipo de vejaciones y eran continuas y constantes las palizas. Osman era un niño, en una de aquellas tundas sin razón alguna los ustashas le reventaron el escroto. Osman fue testigo en el campo de Jasenovac de como se cavaban hoyos de una profundidad de unos 10 ó 12 metros en los que enterraban vivas a muchas personas.
 
Prisioneros Romaníes en el campo de concentración de Jasenovac.
© Jasenovac Memorial Site


En abril de 1945 los soldados partisanos se aproximaban al campo, en un intento de borrar las huellas de las atrocidades, los Ustashas dinamitaron todas las instalaciones. El destino de los hermanos de osman fue muy similar al de nuestro protagonista y tuvieron que llevar a cabo trabajos forzados en campos de concentración pero todos sobrevivieron al Porrajmos. Sus padres y Osman consiguieron sobrevivir a Jasenovac, con tan sólo ocho años de edad Osman regresó del infierno y volvió a su ciudad, Janjari, como un hombre libre… pero ahora, tras la guerra y su internamiento en los campos comenzó otra lucha, la pelea diaria contra el hambre, en ese momento no había prácticamente nada para comer. El hambre provocó la muerte de sus padres. Osman se quedó bajo la protección de su tío y comenzó a ir a la escuela, asistió durante tres años, posteriormente trabajó durante un año como jornalero en el campo y tras este trabajo lo llamaron a filas. Después de servir en el ejército trabajó como vendedor ambulante.

Osman se casó en 1965, pero la pareja nunca pudo tener hijos debido a que las patadas salvajes que le habían propinado los ustashas en el campo de Jasenovac motivaron su esterilidad. Osman cree que su esposa también estuvo en los campos de concentración, pero el matrimonio nunca fue capaz de hablar de ello. Ambos prefirieron siempre mirar al futuro "siempre con la esperanza de una vida mejor".

El gobierno yugoslavo le entregó a Osman como compensación por haber sido desplazado durante la guerra una casa y 4,5 duluma (4500 metros cuadrados de tierras de cultivo) Osman califica los años vividos en la República Federal Socialista de Yugoslavia del Mariscal Tito como tiempos de paz y felicidad en los que obtuvo suficiente dinero para vivir de forma modesta pero cómodamente, Osman trabajó como vendedor ambulante recorriendo toda Yugoslavia, vendiendo sus mantelerías hechas a mano al modo artesanal. Sus manteles fueron muy populares en Zagreb,

Cuando la vida parecía que comenzaba a mejorar… de nuevo llegó otra vez la guerra en 1991 y 1992. La Historia, en ocasiones por desgracia tiende a repetirse, el ser humano no aprende nunca de sus errores. Los Hasimovic se vieron ante el segundo trauma terrible de una guerra, su vida se vio reducida prácticamente a la mendicidad. Osman fue testigo de cómo sacaron a muchas personas de sus hogares…

La pareja no se lo pensó dos veces, consiguió recoger sus documentos y los pocos objetos personales que podían llevar consigo y todo lo rápido que pudieron intentaron de nuevo escapar en aquella fatídica noche que el ejército enemigo se acercaba a su hogar. Eran las 5 de la madrugada cuando se ocultaron entre la espesura de un bosque cercano, al llegar el nuevo día se encontraron con algunos vecinos algunos de ellos decidieron volver a sus casas, Osman y su mujer convinieron que lo mejor era marcharse de allí. La única posibilidad de escapar era seguir el camino a través del bosque. No había comida. En la huida su esposa cayó muy enferma. Tuvieron la suerte de que un hombre que viajaba solo en su coche los recogió. El hombre los llevó hasta Austria. Allí se encontraron con otros refugiados cuyo destino era similar al de nuestros protagonistas. Finalmente se establecieron en Alemania.

En el año 2003 la esposa de Osman falleció en Berlín, a consecuencia de una grave enfermedad.

Desde 2005, Osman Hasimovic vive en la más estricta de las soledades en la capital alemana, con un permiso de residencia que debe renovar cada año. Uno de sus hermanos murió en 2004, y otra hermana, con la que tiene poco contacto, vive también en Berlín, los demás viven en Bosnia. Osman no quiere volver a Bosnia, según su propio testimonio si las autoridades alemanas lo obligaran a marcharse a Bosnia sería capaz incluso de llegar al suicidio. Osman, al menos en Alemania tiene asegurado un apartamento donde vivir y comida, mientras que en Bosnia no tiene nada ni tan solo una vivienda donde cobijarse y por lo tanto allí le espera una muerte segura.

Por haber estado prisionero en un Campo de Concentración y haber realizado trabajo esclavo recibió una compensación en 2001 de la Organización Internacional para las Migraciones con sede en Ginebra.

Fuentes:

- Breve biografía de Osman Hasimovic. Zwangsarbeit 1939-1945 Erinnerungen und Geschichte.

- Jasenovac. Enciclopedia del Holocausto. United States Holocaust Museum

- Jasenovac. Yad Vashem

- Jews of Yugoslavia, 1941-1945: Victims of Genocide and Freedom Fighters. Romans, J. Belgrade, 1982.

- Roma in Jasenovac Concentration Camp. Jasenovac Memorial Site.
- Jasenovac. Sindik, D., ed. Secanja Jevreja Belgrade, 1972.

- What was Jasenovac? Jasenovac Research Institute.

- The Jasenovac Extermination Camp."Terror in Croatia" Holocaust Education and Archive Research Team.

- Zwei Kriege überlebt. Bosnische Roma als Bürgerkriegsflüchtlinge in Deutschland. Birgit Mair, Institut für sozialwissenschaftliche Forschung, Bildung und Beratung e.V.

Reseñar desde la modestia de quien escribe el extraordinario trabajo de Birgit Mair y Lazar Dimic. Gracias por vuestro esfuerzo y valiosas investigaciones.