sábado, 6 de julio de 2013

Irma y Fredi Ernst


Los hermanos Romaníes Irma y Fredi Ernst
© Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma



Irma y Fredi fueron dos hermanos, niña y niño, pertenecientes a una familia Romaní que murieron en el Porrajmos, el intento de exterminio por parte de los nazis y sus aliados de la población Gitana de Europa.

Irma Ernst nació el 1 de mayo de 1936  y su hermano Fredi Harald Ernst el 14 de julio de 1937, ambos en Elbing, ciudad situada en el norte de Polonia, ubicada a orillas del río Elblạg, que desemboca en la Laguna del Vístula y que supone una entrada del Mar Báltico.

El 9 de marzo de 1943 la suerte de su familia había sido echada por parte de los jerarcas nazis debido a su origen Romaní, llegaron junto a su familia y a otros miles de Romaníes al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia, en un convoy formado por vagones para transporte de ganado. Hacinados, encerrados en aquel maldito vagón, miedo, sonido de raíles de un viaje que lleva a lo desconocido. El tren por fin se detiene entre el chirriar de los frenos tras varios días y noches de trayecto, gritos en alemán, cerrojos que se descorren, las puertas del vagón se abren. Ante sus ojos gitanos la inmensidad de un paisaje desconocido. Es Auschwitz-Birkenau, un nombre que a la pequeña Irma y a Fredi nada les dice. Los conducen a lugar de registro, Irma y su hermano al lado de su madre, toman sus datos y le tatúan a la jovencita Irma, en su bracito moreno, el número de prisionera Z-1812 y a su hermano Fredi Z-1618, por último los llevan hasta el Zigeuner Familien Lager.

Llegada de un convoy de Romaníes al campo de Auschwitz-Birkenau.
© Holocaust Education and Archive Research Team


El sufrimiento y el padecimiento de los niños y niñas en la durísima cotidianeidad que suponía sobrevivir al Zigeunerlager de Birkenau debió ser terrible, la mayoría de los chiquillos y chiquillas que allí estuvieron internados murieron de hambre, enfermedad, agotamiento o directamente fueron asesinados pos los SS.

Lucie Adelsberger, prisionera Judía en Auschwitz que trabajó como médica en el Bloque de los niños de la sección BIIe de Birkenau, en el Zigeunerfamilienlager, describe la vida de los pequeños en mitad de aquel infierno:

“El Bloque de los niños en el campo de gitanos no era en modo alguno diferente a cualquier bloque de los adultos. Sin embargo, la pobreza y la miseria de aquellos pequeños enanos te llegaba a lo más hondo de tu corazón.

Al igual que los adultos, los niños eran tan sólo un mero saco de huesos, sin músculos, sin una gota de grasa, y la piel fina como un pergamino borrado de principio a fin más allá de los huesos duros del esqueleto y en carne viva debido a las heridas ulceradas...

Una superviviente Romaní Elisabeth Guttenberger narra de forma elocuente:

“Los primeros en morir fueron los niños. Lloraban día y noche pidiendo pan y pronto todos ellos morían de hambre…”

            Los hermanos Ernst encontraron la muerte en el campo polaco. El más pequeño de los dos, Fredi murió el 19 de junio de 1943 a los seis años de edad, consiguió sobrevivir tres meses al infierno. La fecha de fallecimiento de Irma nos es desconocida. Irma, Fredi te bisterdon tumare anava.

Fuentes:

- The national socialist genocide of the Sinti and Roma: Catalogue of the permanent exhibition in the State Museum of Auschwitz. Romani Rose y Silvio Peritore, Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma, Heidelberg. Página 256

- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 142-143

- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen II. Páginas 972-973

- People in Auschwitz. Hermann Langbein. Those born in Auschwitz. Univ of North Carolina Press, 2004.


- Auschwitz: A Doctor's Story. Lucie Adelsberger. Northeastern University Press. 2006