sábado, 30 de abril de 2011

Franziska Steinbach


Un fragmento del Sector BII con sus barracones de madera poco tiempo después de haberse finalizado su construcción

© Foto SS. Auschwitz Birkenau State Museum Archives. Original en Yad Vashem


Franziska Steinbach, Franziska Steinbach, Franziska Steinbach… he aquí tu nombre, el nombre de una niña de la que nunca encontraremos ninguna fotografía, Franziska Steinbach que nunca olvidemos tu nombre.

            Franziska Steinbach nació en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau, sus ojos solo alcanzaron a ver una realidad en este mundo; el dolor, la miseria y el drama de un barracón de la sección BIIe (Campo de Familias Gitanas) de Birkenau. Franziska Steinbach fue la primera recién nacida inscrita en el Libro de los Gitanos de Auschwitz-Birkenau, en este libro constan trescientos treinta y siete nombres de niños y niñas Romaníes que nacieron a la vida en mitad del infierno de Birkenau.


            Franziska Steinbach nació el 21 de marzo de 1943 (recuerden que las olas de deportaciones de Romaníes hacia Birkenau comienzan en febrero de 1943, tras la publicación del Decreto de Auschwitz el 16 de diciembre de 1942, mediante el que Himmler ordena el traslado de los Romaníes hacia Auschwitz y su puesta en marcha a partir del 29 de enero de 1943). Franziska dio su primer llanto en mitad de un barracón atestado de personas, miseria y muerte. Su nacimiento llenaría de alegría a sus padres pero también de dolor e incertidumbre por su futuro. Los nazis en su afán de degradar a los prisioneros tatuaron en el bracito de la pequeña Franziska el número de prisionera Z-1823.



Interior de un barracón en Birkenau

© Mieczyslaw Koscielniak. Reproducción cortesía 
de Auschwitz Birkenau State Museum Archives

            Si en Auschwitz-Birkenau la vida resultaba una misión casi imposible para los adultos, imaginen para una niña recién nacida, Franziska Steinbach sucumbió a la barbarie nazi, Franziska Steinbach se nos fue al cielo noventa y cuatro días después de nacer, sus ojos se apagaron el 23 de junio de 1943 en Birkenau (Polonia)

            Estimado amigo o amiga repita conmigo el nombre de Franziska Steinbach, cuéntele a sus amistades que hubo una vez una niña, que abrió sus preciosos ojos Gitanos al mundo, en mitad de la más grande tragedia de la Humanidad. Franziska Steinbach te bisterdon tumare anava.

            Fuente:
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz-Birkenau. Volumen II. Página 1481.

martes, 26 de abril de 2011

Helena Paczkowska


Helena Paczkowska
© Dokumentations und Kulturzentrum 
Deutscher Sinti und Roma

Helena Paczkowska nació el 6 de enero de 1922 en Konstantynow (Polonia) una ciudad cercana a Lodz, en el centro de Polonia.

Fue deportada al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau por ser Romaní. Le tatuaron en su brazo el número de prisionera ZP-4502.

Murió en Auschwitz asesinada por los nazis el 1 de julio de 1943.

              Fuentes:
- The National Socialist Genocide of the Sinti and Roma: Catalogue of the permanent exhibition in the State Museum of Auschwitz. Romani Rose y Silvio Peritore, Dokumentations- und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma, Heidelberg. Página 260.
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. Volumen I. Páginas 316-317.
- Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma.

domingo, 24 de abril de 2011

Familia de Karl Reinhardt


Karl Reinhardt

© Mahnmal für die opfer des 
Nationalsozialismus in Koblenz e.v.


Karl Josef Reinhardt nació el 23 de Octubre de 1900 en Lenders, Turingia, Alemania. En casa son varios hermanos y hermanas: Deus, Herzt, Launi y su hermana gemela Launza. Los hermanos mayores combaten de forma valiente como soldados en el Primera Guerra Mundial, Deus es herido de gravedad en la contienda.

Poco después de la guerra Karl se casó con una mujer tres años más joven que él, llamada Ottilie, nacida en Biebernheim en St. Goar el 18 de diciembre de 1903. Ella viene de una familia Sinti muy numerosa, la familia Steinbach.

Karl es un músico muy talentoso, toca extraordinariamente varios instrumentos musicales, destacando en el acordeón, el violín, la armónica y también es un gran cantante. Otra de sus dedicaciones es tejer canastas. Su esposa vende de puerta en puerta por los pueblos de la región artículos de mercería. De 1920 a 1941 Karl y Ottilie traen al mundo diez hijos. De los diez hijos, siete de ellos también se dedican a la música. En 1932 la familia Reinhardt se establece de forma definitiva en Coblenza en una antigua fortaleza, la Feste Franz, donde viven junto a otras familias Romaníes.

En agosto de 1938 la familia Reinhardt abandona con los demás Romaníes (un total de unas 120 personas) Coblenza y se desplazan hasta la capital del Reich.

Llegados a Berlín unos diez días después las autoridades nazis les impiden el retorno a Coblenza. En la capital teutona son alojados en un refugio para indigentes y poco tiempo después son conducidos a la antigua prisión militar ubicada en el número 32b de la calle  Fischel.

Los Reinhardt de nuevo se ponen en camino tiempo después y consiguen llegar otra vez hasta su antiguo hogar, la fortaleza Feste Franz en Coblenza. La vida se hace cada día más difícil para los Romaníes en Alemania, los científicos raciales nazis comienzan a investigar sobre ellos como "raza biológica" y los Reinhardt son clasificados como "gitanos mestizos".

El 28 de agosto de 1939 en el marco del pronto inicio de la Segunda Guerra Mundial, los nazis se llevan a Karl Reinhardt y le ordenan que permanezca dentro de una compañía de guardia de un puente en Coblenza. Pronto se convierte en agente de seguridad. Los militares aprecian las habilidades musicales de Karl.

El 3 de noviembre de 1941 Karl Reinhardt es excluido de las fuerzas armadas por su origen Sinti. Casi al mismo tiempo sus dos hijos mayores, Bernhard ("Lullo", nacido en 1920) y Karl ("Nusso", nacido en 1921) son también despedidos del ejército alemán. Anteriormente, Lullo había pertenecido al ÁfricaKorps del famoso Mariscal de Campo Rommel.

En diciembre de 1942 el hijo mayor "Lullo" es deportado al campo de concentración de Dachau.

El 10 de marzo de 1943 Karl Reinhardt, su esposa y nueve hijos son detenidos en Coblenza y de allí deportados al "campo para familias Gitanas" de Auschwitz-Birkenau. Otros 138 Romaníes forman parte de esta primera deportación que parte desde Coblenza y que llega a Birkenau el 13 de marzo. Un total de 80 parientes cercanos a Karl Reinhardt van a morir asesinados en Auschwitz-Birkenau, incluyendo entre estos a su hermano Deus, la  esposa y ocho de los hijos de este. Karl Reinhardt queda registrado con el número de prisionero Z-2250, su mujer; Ottilie Reinhardt en la prisionera Z-2521.

En 1944 la familia es trasladada de Auschwitz-Birkenau. El padre, el segundo hijo de Karl y otros dos hijos son considerados "aptos para el trabajo" y son trasladados al campo de hombres del campo de concentración de Ravensbrück, su esposa es enviada con los otros niños al campo de mujeres del campo de concentración de Ravensbrück.

Como un "último recurso" el padre, Karl Reinhardt y su hijo Karl son obligados a alistarse a la recién creada unidad de las SS-División "Oskar Dirlewanger", se alistan con la promesa de que los miembros de la familia saldrán libres del campo de concentración. En lugar de ponerlos en libertad, envían a los dos hijos mayores al campo de concentración de Sachsenhausen, la madre y los niños más pequeños son trasladados al campo de concentración de Mauthausen y luego a Bergen-Belsen.

En 1945 a Karl Reinhardt lo hirieron en el vientre en el transcurso de la batalla por Berlín, herida de la que sanó lentamente. Unos meses después de la guerra, volvió  a Coblenza apoyado en su hijo Karl. Allí se reencontró con el resto de miembros de su familia que habían conseguido sobrevivir al Porrajmos. Karl Reinhardt trabajó en el circo de su hermano Karl Laroche. Al poco tiempo, sin embargo, monta su propio circo, el  “Reinhardts Reise-Varieté“. Toda la familia trabaja y se dedica a la noble tarea de llevar "la alegría y el humor." por toda Alemania, intentando arrancar la sonrisa de los niños alemanes en unos tiempos muy difíciles.

Karl Reinhardt murió a mediados de los años cincuenta. Karl Reinhardt te bisterdon tumare anava.

Fuentes:
- Mahnmal für die opfer des Nationalsozialismus in Koblenz e.v.
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 188-189.
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen II. Páginas 862-863.

jueves, 21 de abril de 2011

Sulejka Klein


Sulejka Klein

© Bundesarchiv Koblenz


Agnes-Sulejka Klein nació el 17 de octubre de 1926 en Hamburgo.

A la edad de 17 años, concretamente en marzo de 1943 fue deportada junto a su madre, Hulda Pempe, al Zigeunerlager (Campo Gitano) de Auschwitz-Birkenau. Sulejka fue registrada con el número de prisionera Z-3763

En Birkenau fue violada por un Kapo (prisionero de un campo de concentración seleccionado para vigilar a otros prisioneros en los Kommandos de trabajos forzados.) Fruto de esta traumática experiencia Sulejka quedó embarazada pero sufrió un aborto.

Su madre murió asesinada en Auschwitz-Birkenau.

Antes de la liquidación del "Campo Gitano", Sulejka Klein fue transferida al campo de Ravensbrück y desde allí la trasladaron al campo de concentración de Sasel (Campo satélite de Neuengamme). El campo de Sasel empezó a funcionar en septiembre de 1944, unas 500 mujeres estuvieron internadas en Sasel, entre ellas nuestra joven Romaní, Sulejka Klein. En Sasel las prisioneras tenían que realizar trabajos forzados, por ejemplo retirar escombros de las calles de la ciudad de Hamburgo tras los bombardeos aliados y construir un asentamiento de viviendas prefabricadas en Hamburgo-Poppenbüttel. La dureza del trabajo, las duras condiciones imperantes en el campo y el hambre provocaron el total agotamiento de Sulejka.

Sulejka Klein murió el 4 de mayo de 1945 a la edad de 18 años, un día después de la liberación de Hamburgo por parte del ejército británico.

Fuentes:
- Die Ausstellungen. Detlef Garbe, Wolfgang Stiller. Edition Temmen, 2005 - 239 páginas. Página 32
- "Den Rauch hatten wir taeglich vor Augen". Romani Rose. Dokumentations- und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma. 1999 - 379 páginas. Página 277.
- Edgar Bamberger, Annegret Ehmann (Hrsg.) Kinder und jugendliche als Opfer des Holocaust, Dokumentations- und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma, Gedenkstätte Haus der Wannseekonferenz  1995. 191 páginas. Página 122
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. State Museum of Auschwitz- Birkenau. K.G. Saur, New York. 1993. Volumen I. Páginas 268-269.

sábado, 16 de abril de 2011

Familia de Joseph Friedrich

Joseph Friedrich, su esposa Pauline y su hijo pequeño, Eduard.
© Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma

Joseph Friedrich nació el 30 de marzo de 1904 en Odessa, su esposa Pauline Friedrich nació el 9 de abril de 1910 en Breslau. Tuvieron cuatro hijos; Rinaldi, nació en Berlín el 9 de febrero de 1930, Gisela, nació en Berlín el 26 de abril de 1931, Alexander, nació en Neustadt a/D. el 2 de julio de 1935 y Eduard, nació en Ung. Hradisch el 16 de abril de 1941.

La familia Friedrich al completo fue enviada desde Alemania con destino al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia. La fecha de ingreso en el campo de Birkenau de Joseph, Rinaldi, Alexander y Eduard está registrada el 16 de abril de 1944. Sin embargo la fecha de entrada de Pauline Friedrich y Gisela Friedrich viene datada el 21 de abril de 1944. Joseph Friedrich recibió el número de prisionero Z-9810, Rinaldi Z-9811, Alexander Z-9812 y el pequeño Eduard Z-9813. Pauline Friedrich fue registrada con el número Z-10548 y Gisela con el número Z-10549.

La familia Friedrich permanece en Birkenau hasta la noche del 2 al 3 de agosto de 1944, fecha en que se lleva a cabo la “liquidación del “Campo de Familias Gitanas”. Los hombres, mujeres y niños Romaníes (2897 personas) que aún permanecían en el campo, pudieron ver como llegaron los SS, rodearon la sección BIIe. Los prisioneros Romaníes intentaron resistirse, pero fue en vano, los SS aplastaron brutalmente cualquier tipo de resistencia a la acción, los obligaron a montarse en camiones y los enviaron con destino a los crematorios. Joseph Friedrich, su esposa Pauline y sus cuatro hijos, murieron asesinados por los nazis en las cámaras de gas de Auschwitz-Birkenau en esa fatídica noche. Te bisterdon tumare anava.

Fuentes:
-  "Den Rauch hatten wir taeglich vor Augen". Romani Rose, Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma. Wunderhorn, 1999 - 379 páginas. Página 327.
- Memorial Book: The Gypsies at Auschwitz-Birkenau. Państwowe Muzeum Oświęcim-Brzezinka, Dokumentations und Kulturzentrum Deutscher Sinti und Roma.  München ; New York : K.G. Saur, 1993. Hauptbuch das Zigeunerlagers (Frauen) Página 706. Hauptbuch das Zigeunerlagers (Männer) Página 1310.

-  Página Web del Museo Memorial de Auschwitz-Birkenau. Sinti and Roma (Gypsies) in  Auschwitz.

jueves, 7 de abril de 2011

Anna María "Settela" Steinbach

Settela Steinbach
© Bildarchiv Preussischer Kulturbesitz

El 8 de abril se celebra el Día Internacional del Pueblo Gitano, en este día tan especial mi recuerdo quiere ir para Settela Steinbach, la niña que a todos nos quitaron en la noche más negra de la Humanidad. Si alguien me ha empujado a estudiar y transmitir el Porrajmos, genocidio Romaní bajo el régimen nazi, ha sido la visión de la imagen dramática de esta niña, asomada a través de una abertura de un vagón para transporte de ganado, poco antes de que partiera con rumbo a Auschwitz-Birkenau. El rostro pertenece a Settela una niña Gitana holandesa. Sus ojos miran fijos al objetivo de la cámara, parecen transmitirnos una súplica:
-¡Por favor, contad nuestro sufrimiento, no os olvidéis de mí ni de mi pueblo, contadlo!

Es un instante, el breve instante anterior a que el soldado nazi cierre la puerta, su última mirada antes de partir, Settela, la dirige al exterior del vagón, mirando fijamente a la cámara.

Anna Maria “Settela” Steinbach, nació el 23 de diciembre de 1934 en Buchten cerca de la ciudad de Sittard al sur de Limburg, hija de de Heinrich “Moeselman” Steinbach, comerciante y violinista y de Emilia “Toetela” Steinbach dedicada a vender todo tipo de mercancías de puerta a puerta. Viajaban a través de las provincias de Noord Brabant y Limburg con su caravana. Settela ocupaba el séptimo lugar entre los diez hijos de Heinrich y Toetela. La familia Steinbach era Romaní Sinti.

En 1943, los nazis impusieron en Holanda, la prohibición de viajar a los Romaníes, desde ese momento ya no se les permitía viajar de un lugar a otro con sus caravanas. A la familia de Settela no le quedó otra opción que estacionarse en un parque de estacionamiento de caravanas de Eindhoven. El 14 de mayo de 1944, las autoridades alemanas emitieron la orden de arrestar a todos los gitanos de Holanda. En dos días los nazis organizaron la detención de todos los Romaníes holandeses. Settela Steinbach y su familia fue arrestada en Eindhoven. Esa misma jornada fue conducida al Campo de Tránsito de Westerbork. En Westerbork, le afeitaron la cabeza a Settela, como medida preventiva contra los piojos. Como las demás niñas y mujeres Gitanas llevaba un trozo roto de tela cubriendo su cabeza rapada.


El 19 de mayo de 1944, Settela junto con otros 244 Romaníes formó parte del transporte que ese día partió hacia el campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau en Polonia, en un tren que también llevaba a prisioneros Judíos. La impactante imagen de la foto fue tomada poco antes de que se cerraran las puertas del vagón, Al parecer, algo debió llamar la atención en el exterior de la pequeña Settela, según el testimonio de Crasa Wagner, “ella estaba mirando un perro que caminaba por fuera del tren. Era un perro de color claro, muy grande.” Ésta acercó su rostro a través de la estrecha abertura del vagón que todavía permanecía abierto y se asomó. En esos momentos, fuera, Rudolf Breslauer, un prisionero Judío de Westerbork, estaba filmando una película por orden del comandante alemán del campo Albert Konrad Gemmeker, Este había encargado a Breslauer la realización de una película que reflejara la vida cotidiana en el campo, en ella también se incluiría la salida de un tren. Breslauer filmó la imagen de la impresionante y profunda mirada de Settela observando lo que en esos momentos ocurría fuera del vagón. La imagen dura tan solo siete segundos en la película. Crasa Wagner, mujer Romaní que también se encontraba en el mismo vagón, recuerda como oyó a la madre de Settela llamarla y advertirle que retirara su rostro de la puerta.” Su madre le gritó: ¡Settela, aléjate de la puerta o te pillarán la cabeza! ¡Settela!” Crasa Wagner tenía dieciséis años en ese momento y sobrevivió a Auschwitz, fue capaz de identificar a Settela en 1994.

Fotograma de la película en el que se muestra 
como el soldado cierra la puerta de uno 
de los vagones del convoy en el que 
viaja como deportada Settela
© Herinneringscentrum Kamp Westerbork

Emilia, madre de Settela, cuyo nombre Gitano era Toetela, se encontraba en ese vagón junto a nueve de sus diez hijos: Willem-Hendrik de diecinueve años, Elisabeth de diecisiete, Celestinus de quince, Johanna Cornelia de catorce, Philibert de once, Anna María (Settela) de nueve, Florentina María de siete, Willem de cuatro, y Anna María de dos. Magdalena Gertruda de veinte años no se encontraba en ese vagón, ya que desde 1943 se había independizado del grupo familiar.

Fotograma de la película en el que se muestra 
como el soldado cierra la puerta de uno de 
los vagones del convoy en el que viaja como 
deportada Settela
© Herinneringscentrum Kamp Westerbork

El 22 de mayo, el tren con los Gitanos holandeses, entre quienes se hallaba Settela Steinbach, llegó a su destino, Auschwitz-Birkenau.

Uno de los 93 trenes que partieron con 
prisioneros holandeses con destino a 
los campos de concentración y exterminio
© Geschiedenis24

Tras pasar el registro en Birkenau fueron conducidos al Campo para Familias Gitanas  en Birkenau. Settela permaneció allí. Sobre cómo murió existen discrepancias entre los historiadores del Porrajmos, la gran mayoría sostiene que Settela murió asesinada en las cámaras de gas de Birkenau en la noche del 2 al 3 de agosto de 1944, pero según el experto estudioso del Porrajmos Ian Hancock  en su libro “We Are the Roamní People” defiende que Settela fue trasladada al campo de Bergen Belsen en Alemania. Lo que si está claro es que por desgracia Settela, nuestra niña, la niña de los ojos grandes mirando a través de la abertura del vagón, no sobrevivió al Porrajmos. El destino del resto de la familia de Settela; su madre, dos de sus hermanos, dos hermanas, su tía, dos sobrinos y una sobrina formaron parte del último grupo de Romaníes que permanecían en Birkenau y que en la fatídica noche del 2 al 3 de agosto de 1994 murieron en las cámaras de gas de Auschwitz en la conocida como “Zigeunernacht”. Magdalena, cuyo nombre Gitano era Moekela, y era la hermana mayor de Settela, fue enviada a Auschwitz-Birkenau el 15 de enero de 1944, allí le tatuaron en su brazo el número de prisionero Z-9781, fue asesinada en Birkenau el 5 de abril de 1944.De la familia Steinbach, solamente el padre sobrevivió al Porrajmos, Heinrich murió en 1946 y está enterrado en el cementerio de Maastricht. Su padre había sido enviado desde Westerbork a Amersfoort y de nuevo de regreso a Westerbork, allí se enteró que su familia había sido enviada a Auschwitz, posteriormente fue enviado a trabajar a una factoría de la Philips, cuando Holanda fue liberada se estableció en una caravana en Eindhoven. Intentó localizar a su familia pero murió en su soledad en 1946.

Después de la guerra, el fragmento de siete segundos de la película de Rudolf Breslauer ha sido utilizado en numerosas ocasiones en muchos documentales. La imagen de la anónima chiquilla asomándose al vagón con su rostro lleno de pánico poco antes de ser deportada a Auschwitz se convirtió en un icono del Holocausto. Hasta 1994, era conocida solamente como “la niña del pañuelo en la cabeza." Se daba como algo asumido que se trataba de una niña Judía. En diciembre de 1992, el periodista holandés Aad Wagenaar que trabajaba para un pequeño periódico local el Haagsche Courant comenzó su investigación para identificar a la niña de la foto. A partir del número que había en el exterior del vagón, número 10, 16 ó 18, por la descripción del vagón, por la identidad de una única maleta que aparece en la filmación descubrió que ese transporte tuvo lugar el 19 de mayo de 1944. El transporte estaba compuesto por Romaníes y Judíos holandeses. El 7 de febrero de 1994, en su caravana en Spijkenisse, Crasa Wagner le reveló el nombre de Settela Steinbach.


Este es el vídeo que los nazis grabaron de aquella deportación de Judíos y Gitanos holandeses, en el minuto 2:45 podemos ver la última imagen de nuestra niña Settela y como la puerta del tren y de la vida se cierran para nuestra niña para siempre.

video

La búsqueda de la identidad de Settela Steinbach quedó recogida en el documental de Cherry Duyn, Settela gezicht van het verleden (1994). Wagenaar publicó su investigación en un libro titulado “Settela”

Cubierta del libro de Aad Wagenaar “Settela”
© Five Leaves Publications

¡Ay, mi niña! ¡la niña que todos perdimos en la noche más negra de la Humanidad, ¡Ay Settela, tus ojos son mis ojos. Settela Steinbach te bisterdon tumare anava.

Fuente:
- Settela.  Aad Wagenaar. Ed. De Arbeiderspers, Amsterdam 1995. 134 páginas.

- We are the Romaní People. Ian Hancock, University of Hertfordshire Press, 2002 - 180 páginas. Página 136
Cubierta del libro de Janna Eliot 
“Settela’s Last Road”
© Trafford Publishing

sábado, 2 de abril de 2011

Familia de Konrad Höllenreiner y Alma Notschga

Familia de Alma Notschga Höllenreiner
© Private collection/ Dokumentations und Kulturzentrum 
Deutscher Sinti und Roma, Heidelberg

Alma Notschga nació el 21 de marzo de 1902 en Schessel cerca de Rottenburg. Su marido Konrad Höllenreiner nació el 28 de enero de 1901 en Kitzingen.

Se casaron en 1927 y tuvieron cinco hijos, dos niños Ludwig y Johann Baptist y tres niñas María, Anna y Werna, los cinco hijos nacieron entre 1929 y 1938. La familia residió en Munich desde 1931 donde Konrad H. regentaba un negocio de transporte de mercancías.

En 1941 Konrad Höllenreiner fue reclamado para realizar el servicio militar y se da la paradoja de que en 1942 fue expulsado de la Wehrmacht a causa de su origen Romaní.

El 8 de marzo de 1943 arrestaron a toda la familia y los deportaron al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Alma, la madre, fue la primera de la familia en morir en el “Zigeuner Familienlager” de Birkenau. Entre julio y los dos primeros día de agosto de 1944 los supervivientes de la familia Höllenreiner junto a los Romaníes que se encontraba más sanos y con mejor salud fueron transferidos desde Birkenau hasta el campo de concentración de Ravensbrück, allí lo primero que hicieron los nazis fue proceder a la esterilizaron forzosa de los niños y las niñas. Ludwig y su padre fueron trasladados al campo de concentración de Sachsenhausen, lugar en el que Konrad Höllenreiner fue inscrito como soldado en la nueva brigada “Dirlewanger” con la promesa de que de esta forma dejarían a su familia en libertad. Por supuesto los nazis no cumplieron su promesa. Inmediatamente enviaron a Konrad Höllenreiner a luchar al Frente Oriental donde fue hecho prisionero por las tropas del ejército soviético. En 1946, tras la guerra, consiguió regresar a Alemania.

Ludwig Höllenreiner permaneció en Sachsenhausen y se las ingenió para escapar junto a tres de sus primos durante la marcha de evacuación del campo.


Las hermanas y el hermano pequeño Johann Baptist permanecieron en Ravensbrück y se piensa que fueron llevados desde allí en un transporte, vía Mauthausen, hasta el campo de concentración de Bergen-Belsen.

La liberación del campo de concentración de 
Bergen Belsen abril de 1945: Mujeres niños 
en un atestado barracón. - 17 a 18 abril, 1945
© IWM Photo

Ludwig Höllenreiner que volvió de regreso a Munich después de la liberación, a través de la Cruz Roja supo que sus hermanos estaban en el campo de concentración de Bergen-Belsen, junto con algunos de sus parientes viajó hasta Bergen-Belsen para ver si allí se encontraban sus hermanos, encontró a su hermano en el hospital, enfermo de tuberculosis y medio muerto de hambre. Ludwig lo sacó de allí y lo llevó con él de regreso a Munich.

Campo de Bergen Belsen tras la liberación.
© D.R.

Fuentes:
- Sinti and Roma: Gypsies in German-Speaking Society and Literature. Susan Tebbut. Berghahn Books. 1999. pp. 29-30
- Shared Sorrows: a gypsy family remembers the Holocaust. Toby F. Sonneman. Hertfordshire, UK: University of Hertfordshire Press. 26 capítulos. 283 páginas. p. 173
- « Ich Wusste es Wird Schlimm. » (Hugo H.) die Verfolgung der Sinti und Roma in München 1933-1945. Ludwig Eiber, Eva Strauss, Michail Krausnick. 1993. 153 páginas. Pp. 37 y 104